[Análisis] Saints Row: The Third

Los de THQ se superan cada año por lo que parece en cuanto a sus videojuegos. Y este año no han brindado la tercera entrega de la saga Saints Row que vuelve a poner una ciudad entera al servicio de los Saints de la Third Street.

Estamos, para aquellos que desconozcan el título, ante un juego de género sandbox, con un claro sistema al estilo GTA4, tanto en controles, interacción del jugador con el escenario, y la historia en sí. Siempre se ha dicho que SR, pese a ser el rival de GTA4 y no poder llegarle a las suelas de los zapatos, sabe cómo hacer divertir al gamer, mediante su simple sistema arcade de conducción de vehículos, peleas, disparos etc…Y es que realmente las carcajadas pueden ser de escándalo con este juego tanto por las secuencias cinematográficas, como por la creación de personajes (convirtiendo a nuestro protagonista, en un tipo elegante, casual, friki y hasta una infinidad de posibilidades) y en resumen un gran abanico de posibilidad y libertad absoluta para crear un auténtico caos y horas de diversión.

Pese a que el juego peca totalmente en lo que realismo se refiere y difiere en cuanto a eso a GTA, intenta equilibrar esa balanza, con no solo lo que comentábamos sobre la creación de personajes, sino posibilidad de hacerle tatuajes, piercings, comprar ropa, tunear cualquier tipo de vehículo y una gran cantidad de minijuegos basados en la destrucción y caos en las calles. Minijuegos tales como hacer de chulo de putas, como llevar un quad que deja un rastro de llamas por donde pasa o el siempre divertido de estafar al seguro, chocándote adrede contra los vehículos que circulan.

El juego en si contiene pocos fallos, o al menos fallos que molesten al usuario. Si tuviéramos que elegir el más importante y que entorpece la jugabilidad es la insistencia inquebrantable que tienen los policías y las bandas rivales, cuando les tocas minimamente la moral. Y con eso me refiere a que sin querer puedes haber tropezado o empujado con alguno de ellos, que te comience a disparar y que por sacártelo de encima, al dispararle, te vengan dos carros de hombres con anabolizantes bañados en aceite dispuestos a decirte porque no debes ni siquiera respirar cerca de cualquier miembro de la banda. Entonces ya puedes conducir a velocidad Mach3 que la tanqueta de 2 toneladas te va a seguir oliéndote el culo a través de la autopista. ¿Una buena forma quizás de mantener la acción y la matanza? Desde luego, pero horrendo cuando estas realizando otras acciones más comunes de un ciudadano normal como comprar en tiendas, que no estar pegando tiros cual mercenario.

Aparte de todo esto, Saints Row nos trae como de costumbre una pedazo de banda sonora con grupos tales como: Faith no more, Opeth, The Black Dahlia Murder, Bonnie Tyler, The Bloody Betroots, Mastodon, Between the Buried and Me etc…

En general, para aquellos fans auténticos de los sandbox y la libertad absoluta para hacer lo que uno quiera, es una de las recomendaciones encarecidas para comprar este año, ya que dejando de lado juegos anuales como shooter y deportes,  Saints Row estaría dentro de un top tres de los juegos del año. Y aquí ya saben que no hay competitividad con otro título rival. GTA es mejor, pero hasta que llegue el nuevo título, esta es una buena compra sin duda.

 

Anuncios

Acerca de Kaim Argonar

N7, Doom, Djent, Trip Hop, Japan, Steampunk, Mesut, Pride, Redneck, Philosophy, Barcelona, Blondies, Tattoo, Life, Self-destructive, Reborn, Death

Publicado el noviembre 23, 2011 en Videojuegos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s